Recent Posts
Join My Mailing List

MOVIMIENTOS PLANETARIOS Y ENERGÍAS 2021 #ENRIQUETABRUNI



El 2021 abre con un evento celeste de excepcional importancia: La conjunción entre Saturno y Júpiter en Acuario, un tránsito que allanará el camino para un nuevo orden social y económico. Lo sucedido en el 2020 ha producido en nosotros desánimo, miedo, ansiedad por el futuro, generando muchas expectativas para el 2021. Aun cuando no sepamos que esperar del próximo año, podemos saber lo que el próximo año espera de nosotros.

Necesitaremos crear y visualizar nuevos escenarios y liberarnos de todo lo que se ha vuelto demasiado rígido y estructurado. Esto podría ocurrir a través de eventos, personajes que nos enseñen a ser menos egoístas y materialistas e interesarnos más por el bien común.

Júpiter, en el signo de Acuario, finalmente nos abrirá nuevas puertas para mirar el mundo a través de un lente diferente, el de la innovación. Esta será la palabra clave para salir de la crisis. ¿Por qué la innovación? Porque Acuario (gobernado por Urano) es signo de progreso, tecnología, experimentación, cambios.



Para hacer un mundo mejor, necesitaremos ser capaces de salir de la cajita, experimentar nuevas ideas y métodos revolucionarios. Ya no podremos aplicar las viejas soluciones a los mismos problemas, ni podremos hacer que las cosas vuelvan a ser como eran antes. Porque el "antes" ya no existe. Nuestra capacidad de reinventarnos marcará la diferencia ya que situaciones excepcionales requieren medidas e ideas excepcionales. Luz verde, por tanto, a la renovación, a las pequeñas o grandes revoluciones, teniendo en cuenta que cualquier cambio requiere también un fuerte sentido de responsabilidad, especialmente hacia los demás.

Acuario es también un signo de altruismo, pensamiento visionario, independencia, solidaridad. Para que el sistema funcione realmente, será crucial, si no imperativo, dejar de lado nuestros intereses personales y utilizar nuestros talentos individuales para un objetivo común. Los obstáculos, las crisis, las limitaciones que tendremos que enfrentar serán la señal de que hay que reinventarse.

El contexto astrológico del 2021 se caracterizará por la cuadratura que harán Júpiter y Saturno en Acuario con Urano en Tauro:

Júpiter-Urano, entre el 13 y el 22 de enero;

Saturno-Urano, entre el 6 de febrero y el 3 de marzo, el 1 y 26 de junio y el 16 y 24 de diciembre.

Una cuadratura que mostrará dos necesidades distintas: la de estabilidad y seguridad de Tauro, con la del caos y transformación de Acuario.

2021 traerá cambios inesperados y desafiantes. La historia nos ha enseñado que sólo a través de la crisis obtendremos oportunidades. Así que, sí en el transcurso del nuevo año el Estado no dará respuestas adecuadas a los ciudadanos, estos tenderán a rebelarse.

Por eso, es posible que veamos un aumento de movimientos sociales, expresión de una intolerancia al poder. La brecha entre sociedad y autoridad, pueblo y Estado se hará cada vez más clara. Prevalecerá el principio de autodeterminación, entendido como la libertad del individuo, y su capacidad de elegir y rechazar. No olvidemos que, en su lado extremo, Acuario representa los movimientos anarquistas, el rechazo a las reglas y la autoridad. El mensaje que nos llega para este nuevo cielo es superar cualquier forma de desigualdad económica, crear leyes y sistemas que mejoren la vida de todos. También podemos esperar avances en el campo de la innovación, la tecnología, la ciencia o la aparición de nuevas formas de comunicación.

En cuanto al COVID es muy probable que se den nuevos descubrimientos científicos (vacunas, terapias) que impactarán nuestra salud física. Se buscarán tratamientos alternativos, con menos efectos colaterales y que den buenos resultados.




Saturno y Júpiter en Acuario nos muestran el camino a seguir para crear nuestro nuevo mundo, un mundo en el que cada uno de nosotros tendrá que hacer uso de talentos, pensamientos, habilidades para un bien mayor, el de todos. En este proceso podemos decidir alejarnos de nuestro clan, de nuestra familia, de nuestra "tribu", para embarcarnos en nuevas aventuras junto a nuevas personas que nos ayudarán a abrirnos a nuevas experiencias. Todo esto nos llevará a desarrollar nuestra propia filosofía de vida, la adecuada para nosotros, para nuestro presente, para nuestro futuro. Nuestra nueva versión de nosotros mismos puede ser poco convencional, sorprendente, pero increíblemente sabia en su esencia.

Acuario es un signo de aire, el elemento ligado a la energía vital, el que contiene el oxígeno que respiramos. Por lo tanto, nos ayudará a expresar y mostrar nuestros sentimientos y emociones con mayor ímpetu, libertad y franqueza, sin importar demasiado el qué dirán. Y sobre todo aprender algo nuevo, sobre nosotros mismos y la vida.

2021 será también un año de libertad. Una palabra que en este momento de nuestra vida adquiere un significado particular, considerando que durante 2020 la emergencia del Coronavirus impuso, como todos sabemos, importantes restricciones a nuestra libertad de circulación y socialización. Las medidas impuestas por el gobierno, para limitar la propagación del virus han cambiado significativamente la forma en que nos relacionamos.

Distanciamiento fue la palabra recurrente del 2020. Una palabra que se adapta muy bien a la naturaleza de Capricornio, un signo que tiende a ser cauteloso en las relaciones. Las restricciones y el miedo al contagio han dado lugar a un clima más severo, "más pesado", en el que, queramos o no, nos encontramos siendo más comedidos, más desconfiados en las relaciones.